Recientemente fui contratado para remodelar radicalmente la cocina de una residencia ubicada en el distrito limeño de San Borja.
En una ciudad como esta, en la que mas de la mitad del año recibimos la luz del sol a través del frío filtro de las grises nubes, contar con ambientes de atmósfera cálida y acogedora es una real necesidad.

La arquitectura de la casa fue lo primero que tuve en cuenta. Se trata de una construcción de fines de los años 80 con techos y muros circundantes coronados con tejas color ladrillo.
Grandes portones de madera.
A pesar de contar con el espacio suficiente para gozar de ambientes descongestionados, la cocina lucía completamente abarrotada, aunque esto es un caso recurrente. Muchas veces con el paso de los años empezar a acumular cosas que incluso no se necesitan o se usan nos ocurre a todos.

Sin embargo el problema de la cocina iba mas allá. La paleta de colores y los materiales que habían utilizado para implementar dicho ambiente no concordaba con el estilo imperante y el equilibrio y la armonía brillaban por su ausencia.

A pesar de haber utilizado un color cálido como el rojo, el ambiente, que es además el mas utilizado por esta familia, no invitaba a quedarse.
La propietaria me solicito crear un espacio moderno, que se adaptara a las necesidades de sus dos jóvenes hijos. 
La idea fue diseñar un ambiente que invitara a disfrutar juntos tanto a la familia como a los amigos.
 
En la parte anterior a la misma, se encontraba un área de lavandería en desuso, que mas cumplía con la función de depósito, ya que contaban desde hace tiempo con una nueva zona destinada a dicho fin, ubicada en el tercer piso.

Debido a ello, propuse eliminar esta área integrándola a la cocina para otorgarle mas amplitud.
Procedimos a retirar el muro divisor, la ventana y la puerta, reemplazamos los enchapes de las paredes y el piso en su totalidad.
 

 
Anteriormente la cocina contaba con tan solo un sistema de iluminación, que constaba de dos puntos de luz fría centrados en el techo.
Procedí a implementar tres sistemas de iluminación, con luz led de tonalidad ambar: 6 puntos de luz empotrados que señalan las áreas de transito, tres plafones de iluminación central que abarcan incluso el área del comedor de diario y la iluminación de la mesa de trabajo.
De esta manera, la familia cuenta ahora con la posibilidad de gozar de diferentes atmósferas tan solo jugando con los nuevos sistemas de iluminación.
 
La paleta de colores que utilicé fue la mezcla de tonos cálidos en los enchapes y recubrimientos de piso y paredes para que conversaran con el resto de materiales utilizados previamente en la vivienda y añadí el toque juvenil contemporáneo al mezclarlo con el tono gris metálico de los reposteros que se mimetizaban con los electrodomésticos.
 
Luego de un mes y medio de trabajos, el resultado fue un nuevo e irreconocible ambiente dotado de calidez y sobriedad pero a la vez de modernidad, orden y sobre todo comodidad.
 
Para mayor información sobre nuestros servicios no dude en ponerse en contacto llamando al 945181587 o escribiendo un correo electrónico a info@alexandercongonha.com, estaremos gustosos de atender sus requerimientos.
Alexander Congonha es el estudio de Diseño y Arquitectura de Interiores que marca la diferencia en Lima Perú.
Mejora tu estilo de vida y protege tu inversión, déjalo todo en manos de un experto.
 

 
 
 
 
 

 

Post Author: Alexander Congonha

You may also like

Departamento de Soltero en Miraflores

Este departamento de 120 m2 pertenece a un hombre de

¿Por qué contratar a un diseñador de interiores?

Al contratar a un diseñador de interiores, en primer lugar

Escaleras y zona social

Este proyecto se llevó a cabo en una propiedad con

Miembro de la Liga para la defensa de Internet