En este proyecto quise experimentar con la temática peruana, otorgarle al apartamento una atmósfera en la que se percibiese claramente una influencia nacional, pero que de ninguna manera roce con lo folclórico, sino más bien que fuese como entrar en un lugar en el que se acaba de rociar una edición limitada de Glade o Febreze que lleve el nombre de ‘Peruana Modernidad’.
 
El piso de madera junto a las puertas con una tonalidad caramelo marcaron la pauta e inspirado en eso, decidí crear una paleta de colores a la cual añadí el blanco nieve, azul lavanda, gris y verde lima.
 
Meses atras, había tomado unas fotografías de la Huaca Pucllana y cuando recibí este encargo, supe que en ellas radicaba la esencia de los cuadros para esta vivienda. Entonces le envié dichas fotos a una amiga mía, la artista Karla Madariaga y le pedí que hiciese una re interpretación de mis fotos en óleo.
El resultado nos dejó más que satisfechos.
 
Todo lo demás fue creado para acompañar dichos cuadros, en los cuales se aprecia de una manera muy sutil, los relieves de la huaca, a pesar de su hiperrealismo.
 

Desde hace años el nuevo beige, es el gris y en este proyecto lo aproveché al máximo.
Aplicado en tapiz del sofá principal, un sofisticado degradé del mismo, se proyecta sobre la alfombra y los arabescos de dos de los cojines decorativos.
 
A su vez, logré a satisfacción hacer convivir las dosis perfectas de dorado y plateado, que se pueden apreciar en la estructura de la banqueta azul de la sala, los candelabros del comedor, los marcos de los cuadros y los cables de la lampara led colgante.
 
La iluminación convencional, fue reemplazada en su totalidad por luz Led, la misma que puede ser programada, de acuerdo a los deseos del cliente, como luz calida, ambar o fría según convenga.
 
Tanto el mueble de entretenimiento que alberga la televisión en la sala, como sus hermanas gemelas, las consolas flotantes del comedor, buscan mimetizarse con las paredes para lograr así crear un ambiente, hasta cierto punto minimalista pero a todas vistas etéreo, como si un pedazo de las nubes hubiese caído y se hubiese mezclado con nuestras ruinas, consiguiendo hacer emerger una paz que grita a los cuatro vientos: calidez, peruanidad y modernidad.
 
Entre la sala y el comedor, domina el espacio, un estante blanco, cuyo diseño tuvo como fuente de inspiración las ancestrales apachetas que eran ofrendas a la Pachamama, realizadas por los pueblos indígenas de América del Sur.
Sobre este mismo estante coloqué cuidadosamente vasijas de inspiración precolombina, realizadas en porcelana blanca, de varios tamaños, cuyo interior se encuentra bañado en oro de 24 kilates.
Finísimas figuras de animales de cristal checoslovaco de la Linea Lasvit se mezclan con lo último del diseño nacional, en un sutil pero sofisticado canto a la evolución del diseño y la concepción de lo que se considera diseño peruano contemporáneo.
 

 
Este proyecto tiene el check de mi satisfacción profesional y personal, así como la de los clientes que me contrataron. Si estas en búsqueda de un profesional para hacerse cargo de tu proyecto, no dudes en contactarte conmigo, escríbeme a info@alexandercongonha.com, mi equipo y yo estaremos encantados de atender tus necesidades. #Lima #Peru
 
Alexander Congonha el experto que marca la diferencia.
 
 
 
 

 

Post Author: Alexander Congonha

You may also like

Departamento de Soltero en Miraflores

Este departamento de 120 m2 pertenece a un hombre de

¿Por qué contratar a un diseñador de interiores?

Al contratar a un diseñador de interiores, en primer lugar

Escaleras y zona social

Este proyecto se llevó a cabo en una propiedad con

Miembro de la Liga para la defensa de Internet