Querido entre todos, Jack Abugattás Simons, es uno de los diseñadores de moda con más amplia trayectoria en nuestro medio y uno de los más respetados. Hace poco tuve el honor de entrevistarlo en su residencia del distrito capitalino de San Isidro.

Quiero comenzar esta entrevista haciendo algunas preguntas que ayuden al público lector a comprender mejor quién es verdaderamente Jack Abugattas.

¿Dónde naciste?
En Arequipa.

¿Cuántos años tienes?
52.

¿Cuándo te mudaste a Lima?
Yo estudié en el colegio San José. Al terminar la secundaria me fui a Londres a estudiar un año, fueron unos meses de estudios secundarios y los complementé con mis primeros estudios de diseño. En ese entonces en Perú, dichos estudios eran casi inexistentes. Al regresar de Europa, me instalé en Lima. Mis plan era estudiar arquitectura, pero el primer día de clases, cuando me di cuenta de la cantidad de números que dicha carrera involucraba, me fui de la universidad y nunca más regresé; odio los números.
Justo en ese tiempo abrieron la Toulouse y como a mi familia no le causaba gracia que ingrese a la carrera de artes de la Católica, me puse a estudiar allí diseño gráfico.
Una es la percepción que las personas tienen de ti, debido a las cosas que has hecho y algo muy distinto es lo que tú mismo nos podrías decir sobre tu persona. Con esta premisa en mente, te pregunto ¿Quién es Jack Abugattás realmente?
Es una pregunta difícil de responder. Soy alguien a quién le gusta su privacidad, me gusta vivir tranquilo y me encanta mi trabajo. Me considero bastante casero, cuando me dejo ver en un evento es porque me provocó ir de verdad, no soy de ese tipo de personas que van a cuanto evento lo invitan, ni de estar saltando de un lado a otro.

¿Te consideras un personaje destacado de la moda en nuestro país?
No lo veo tanto desde ese enfoque. En realidad considero que siempre he hecho lo que me ha gustado y mi trabajo lo he hecho siempre para mí, no para los demás. Yo diseño lo que a mí me gusta, hago lo que me gusta y no ando desesperado por ver en que revista salí, en que página me fotografiaron, o quién vio mi ropa. Yo hago lo que tengo que hacer, si hay a quien le gusta muy bien y si no es así pues ¡que pena! Te digo esto porque es bien de Lima eso de andar desesperado por salir en sociales.
Lo mismo respecto de mis desfiles, yo sólo invito a la gente que me provoca ver, gente que va con buena energía, que contribuye a crear un buen ambiente.

¿Eres una persona de pocas palabras?
Hablo poco, sí.

¿Cuándo diste tus primeros pasos en la industria de la moda?
La moda siempre la tuve en la sangre. Mi papá tenía una tienda de telas en Arequipa y yo andaba metido ahí. Él quería que yo estudiara diseño textil pero por diversos motivos, no se dio.
Cuando estaba estudiando diseño gráfico, una profesora me preguntó si quería hacer unos diseños para una fábrica. Hasta ese momento yo no había ido nunca a un desfile, ni había visto un hilo, pero yo difícilmente digo no, soy de los que se lanza y si me equivoco pues ni modo, entonces acepté.
Era la fábrica de lanas Coats, así que, cuando me reuní con ellos fui sincero y les dije que no tenía experiencia previa pero aun sabiendo eso, quisieron que lo hiciera. Recuerdo que en una semana tuve que hacer 80 diseños, fue un desfile organizado por Mocha Graña en el año 88.

Debido a la idiosincrasia de los peruanos, sigue siendo complicado que un hombre se abra paso en la industria de la moda y salga bien librado de ciertos estereotipos y estigmas. ¿Fue difícil para ti dar los primeros pasos?
Para nada. A raíz de ese primer desfile me empezaron a llamar de otras empresas y pude empezar a trabajar desde que estaba estudiando.

¿Consideras que vivimos en un país machista?
Creo que lo es más en apariencia que en el fondo. Es una especie de escudo machista, los hombres se protegen así, pero en verdad ahora no lo veo tan profundo como algunos pueden imaginar.

¿Qué me puedes decir del feminismo y la liberación de la mujer?
Eso sí ha cambiado un montón. Antes en Lima y ciudades similares, era una regla salir del colegio a la universidad; luego te mandaban a estudiar idiomas normalmente a Londres, regresabas a Lima para conocer al hombre de tu vida, te casabas y tu vida era más o menos así.
Ahora las mujeres no se quieren casar tan jóvenes, no les gusta ser mantenidas, buscan ser verdaderas profesionales. Por ejemplo, a pesar de que tengo amigos en el mundo de los concursos de belleza femeninos, creo que ese tipo de eventos, no tienen casi cabida en el mundo actual.
Eso funcionó muy bien en los años 50, porque las mujeres eran en su mayoría amas de casa, pero ahora pararte en un escenario y decir ‘soy linda’, no va, creo que muy pocas personas lo ven, ese modelo ya no funciona.
Ahora las mujeres se enorgullecen al decir que son ingenieras, arquitectas, abogadas, dueñas de las empresas, etc. Ahora no se trata de ser la más bonita, sino de quién tiene más carreras, quién habla más idiomas, quién gana más.
Creo que por eso tampoco se casan tan jóvenes, porque hay mujeres con carreras tan sobresalientes que muchos hombres se sienten intimidados ante ellas.
¿Cómo ves reflejada la liberación de la mujer en la vestimenta?
Pienso que las mujeres de antes se vestían mucho mejor que las de ahora, a la mujer de ahora como que le da igual, al menos te hablo de Lima.  A pesar de que ahora pueden averiguar las tendencias con mucha facilidad, las mujeres limeñas tienen miedo a verse diferentes y todas van uniformadas, es bien extraño la manera en que todo eso avanza. Yo por ejemplo puedo darme cuenta de que universidad ha salido una mujer por la manera en que se viste.
Muchas de ellas admiran a veces los vestidos por ejemplo, pero cuando se trata de vestirse, se ponen un pantalón con una casaca, es como que no les gusta atraer.

¿La mujer de hoy sabe ser sexy?
No. El día de hoy hay una confusión muy grande entre lo que es ser sexy y lo que es ser vulgar. Ser sexy no significa que vayas con un vestido de encaje, todo transparente y ajustado que parece que ya va a reventar, llevar un vestido ultra diminuto tampoco lo es.
Sexy es un vestido perfecto y para mí más que la ropa es la actitud de quien la lleva. Tiene que ver con su caminar, con su mirada, etc., de ahí se desprende la elegancia, hay gente que puede estar en pijama y se ve elegante, como también hay mujeres que van vestidas de Chanel y se las ve totalmente ordinarias.

¿Qué atributos tiene para ti una mujer femenina?
Yo percibo como femenina a una mujer con mucha educación y buenos modales. Una mujer delicada, lo cual tampoco quiere decir que deba ser tonta.

¿Has leído mi página?
Debo confesar que sí pero en contadas oportunidades. No soy de andar entrando normalmente a páginas, pero a veces mis amigos me envían los links de tus artículos y los leo. Me gusta la forma en que escribes, me gustan en general tus críticas porque lo que dices es cierto.
Siempre me dio curiosidad saber quién era el personaje detrás de la página. Durante un largo tiempo no aparecieron fotos tuyas, de modo que muchos no sabíamos cómo lucías o como eras.
A mí me parece bien que hagas críticas, porque no es que te inventes cosas. Dices muchas cosas que son ciertas. Recuerdo un desfile que tuve en Colombia y una periodista especializada dijo que no le gustó mi colección y no por ello me puse furioso y reaccione de mala manera ante eso, por el contrario me detuve a reflexionar y revisé el desfile para descubrir cuál había sido mi error. Creo que si nunca nadie te critica, no hallarás la forma de mejorar.
Si hay críticas debe haber un motivo y la gente inteligente las aprovecha para corregir sus errores de inmediato. Los que no, pues se quedan así, que pena.

¿Qué artículos de mi página son los que más recuerdas?
(Risas) Algunos sobre las fashion bloggers y bueno, el de Noe (Bernacelli).

¿Qué opinión tienes de las fashion Bloggers?
Creo que están un poco desfasadas porque esa tendencia ya está de salida. Por otro lado creo que las buenas bloggers, las cuales son contadas en el mundo, son personas que han viajado mucho, conocen las verdaderas marcas de alta moda, estudian y viven la moda a fondo. Para mí no es blogger una que se toma las fotos en el desfile de alguien, para los selfies está el Facebook, eso lo puede hacer cualquiera.
Yo aquí la verdad, no veo ninguna contribución a la moda de parte de las bloggers, creo que lo que se necesita es prensa especializada en moda.

¿Compartes entonces la opinión que tengo de que, no existe ni ha existido hasta ahora en Perú, ninguna buena fashion blogger?
Mira, empecemos por mi experiencia tan solo en el LifWeek. Como ya sabes, yo soy parte del comité y normalmente nos sientan a todos juntos en alguna zona de los desfiles. Una vez, aunque desconozco la causa, terminé sentado junto a otra persona del comité, en medio de las bloggers. De todas ellas yo recordaba tan solo la cara de una o dos y las demás no sé la verdad de donde han salido, pero lo que si te puedo decir es que fueron bastante malcriadas. Yo tenía mi entrada con el número y le dije a una de ellas que estaba sentada en mi asiento, pero lo que me respondió fue: ‘Yo me siento donde quiero porque soy blogger’
En otro desfile yo estaba sentado en primera fila y una blogger que estaba sentada atrás, sin conocerme me pasó su celular y casi me ordenó que le grabara todo el desfile, la verdad sólo me quedo reírme. Obviamente fue el único desfile al que fui en dicha oportunidad, no volví a ir más porque no pretendía seguir sentado en ese espacio.

Has sido docente de la carrera de diseño de modas por muchos años, basado en tu experiencia
¿Cuántos de los alumnos que estudian la carrera realmente tienen la pasta que se requiere?
En realidad son pocos, pero los demás se van quedando en el camino. De cada grupo de 20, terminan la carrera sólo 5 y aún de esos, pocos realmente consiguen desenvolverse con éxito. Uno de los motivos es que muchos tienen una expectativa equivocada, ellos creen que van a salir a diseñar vestidos para la alfombra roja y nada podría estar más lejos de la verdad, eso no es lo que hace que esta carrera sea rentable.
Por otro lado es una carrera cara, no es fácil lanzarse, tienes que invertir mucho para mantenerte a flote y no importa cuánto talento tengas si no lo puedes financiar.

¿Crees que vivimos en un país en el que valorar el talento es la norma?
Vivimos en un país en el que no se valora mucho el talento. No sé si deba decirlo así, pero dado que no hay mucho conocimiento, muchos se aprovechan de esa ignorancia. Es por eso que tiene que haber críticas, no es que tú digas que eres diseñador, presentas cualquier mamarracho y te haces famoso, pero eso es lo que muchas veces pasa.

¿Consideras entonces que la postura de muchos diseñadores de moda en Perú es conformista?
Creo que hace falta más educación de moda, una que vaya más allá de la sola carrera.
¿Cuál es el papel que juega la moda en la actual sociedad peruana?
La moda está de moda. Todo el mundo quiere ser diseñador de modas, en los 80 todos eran diseñadores gráficos, en los 90 todos eran chefs, ahora cualquiera es diseñador de modas, todos diseñan algo, joyas, zapatos, vestidos; cualquiera diseña cualquier cosa.

Si te cediera, mi lugar de crítico y tuvieras que escribir un artículo en PUFMODA ¿Qué es lo que criticarías?
Ay que miedo, jajaja. Pues hay muchas cosas que criticar. Si hablamos de los desfiles, criticaría los acabados de las prendas, los conceptos de las colecciones, las innumerables copias y también criticaría al público.
Si hablamos de los asistentes al Lifweek, yo la verdad no sé qué tiene en la cabeza esa gente. Muy pocos son los desfiles en los que he visto a los clientes de los diseñadores, mayormente son alumnos de la carrera de diseño o curiosos, pero la gente está loca, ir a un desfile no quiere decir disfrazarse. Las extravagancias que uno ve en los desfiles de moda, incluidas las blogueras, son increíbles. No se trata de ponerse tres mamarrachos encima y salir.
En las grandes semanas de la moda, hay gente extravagante pero que luce solo ropa de alta costura, o prendas de diseñadores importantes que no se usan para caminar cotidianamente por la calle, pero de ahí a ponerse un disfraz para ir a los desfiles, eso no lo entiendo.

Cuando un hombre trabaja en moda, se lo asocia fácilmente  con el hecho de ser gay. Hablando  de los hombres en la moda, ¿Nos estamos refiriendo en su mayoría a un grupo de hombres gays?
No. Creo que es una forma de pensar bien antigua, trabajar en moda no quiere decir que necesariamente seas el diseñador, puedes ser el dueño de la fábrica o puedes trabajar para el gobierno en el rubro de la moda, etc.

¿Y no crees que el peruano sea antiguo en su forma de pensar?
Un poco, pero a lo que voy es que el hecho de que un hombre diga que trabaja en moda, no quiere decir necesariamente que sea el diseñador.

¿Con lo que dices das a entender que los diseñadores de moda son en su mayoría gays?
Puede ser. Es igual que trabajar en una peluquería, hay peluqueros que son casados, tienen hijos y no son gays.

¿Tú eres gay?
¿Ah? No voy a responder.

Ok. ¿Estás de acuerdo con la unión civil?
Prefiero no responder.
Bueno, mejor volvamos al tema de la moda. (Risas).
¿Consideras que la moda es arte?
Si lo es.

¿Qué tan importante es la autenticidad para que un artista se desarrolle?
Muy importante.

¿Te consideras un hombre auténtico?
Si. Aunque es en realidad difícil comparar lo que uno siente con lo que los demás ven en ti.

¿Qué hace de ti un hombre auténtico?
Yo no ando mirando lo que hacen los demás y no me importa lo que piensen de mí. Mocha Graña me dijo una vez, que llega una edad en la que puedes hacer y decir lo que quieras.

Ya que los diseñadores de moda son artistas y que la autenticidad de los mismos influye directamente en la calidad de su trabajo, entonces te pregunto ¿Consideras que la gente de la moda en Lima es auténtica?
No.

¿Es fingida entonces?
Si, sobre todo en Lima.

¿Crees que la moda es vista como algo en sobremanera superficial?
Si.

Siendo así, podrías quizás mencionar el nombre de algún personaje de la moda peruana actual, a quien consideres un gran representante, cuyo talento trascienda el área del diseño, alguien cuyos ideales y convicciones, además de su nivel intelectual y calidad humana le hagan digno de ser admirado por la gran mayoría.
Creo que el máximo representante de la moda peruana, a pesar de que no es diseñador, es Mario Testino. Él está en la cúspide y ha traspasado las fronteras.

Pero el enfoque de su trabajo, a pesar de la calidad del mismo, contribuye precisamente a reforzar la imagen de superficialidad que azota al mundo de la moda. Me refiero más a algún personaje que contribuya a renovar la imagen de esta industria, alguien que con su trabajo aleje la idea de que se trata de una industria vana, falsa, hueca. ¿Alcanzas a pensar en algún personaje de la moda que además de su talento artístico demuestre su inteligencia y humanidad? Alguien que pueda ser el representante de la moda del presente y del futuro.
Relacionado a la moda, creo que no existe.

Me llama la atención la manera en que la gente  se refiere a lo que enfrentas hoy día, como si se tratara de un tabú. La verdad es que tiene un nombre y se llama cáncer.
Dime un poco de tu lucha ¿Qué has aprendido? ¿Cómo lo vienes enfrentando?
No es que yo sea frío, sino que soy muy práctico. Un día me empecé a sentir muy mal y cuando fui al médico me chequearon y me dijeron que tenía cáncer. Yo le pregunté al médico: ¿Ahora qué tengo que hacer? Bueno y lo hice, lo vengo haciendo, aunque no es fácil.
Nunca he sido melodramático y creo que eso ha contribuido a mi recuperación. Si hay algo que tengo que hacer lo hago y ya, se acabó.
Este año estuve grave y a pesar de que estuve en cuidados intensivos, por whatsapp mandaba mensajes al taller para que hagan la ropa, coordinaba con el hotel para alquilar el salón para mi desfile, etc., las cosas son así.

Es sorprendente y admirable en realidad la forma en que te enfrentas a la adversidad. Tenemos varios amigos en común y todos ellos opinan lo mismo de ti: Dicen que eres un gran amigo y un excelente ser humano, sencillo, discreto, valiente y por todas esas cualidades es que tenía muchas ganas de entrevistarte y conocerte. Sé que nos corresponde a los demás decirlo, y por ello te digo que solo ahora me doy cuenta de que tú eres el tipo de personaje sobre el que indagaba hace un momento, alguien cuyo valor trasciende el mundo de la moda y del talento artístico, si tuviésemos más personas como tú trabajando en esta industria conseguiríamos cambiar el rumbo y haríamos que la gente nos perciba como una industria más real y humana,  por ello te felicito y te confieso mi personal admiración.
Muchas gracias.

¿Hay algo que tal vez quisieras decirles a los nuevos valores?
Claro. Quiero decirles a todos que si les gusta hacer algo, deben darle, darle y darle hasta que lo consigan. Cuando uno se concentra de verdad en algo que desea, su cerebro se programa y lo obtiene, cuando algo se les mete en la cabeza no deben parar hasta obtenerlo.

Muchas gracias por tu tiempo, ha sido un honor que me concedas esta entrevista.

Post Author: Alexander Congonha

You may also like

Fatima Gonzalez

A principios del año pasado, asistí invitado por un amigo,

Yma Sumac y el outfit de los Diablos de Ichocan

La admiración que siento por Yma Sumac es inmensa. Quizás

Gisela Valcárcel y el outfit de la máscara de La Diablada

El Perú está lleno de colores. La belleza natural de

Miembro de la Liga para la defensa de Internet